Utilizamos cookies

Utilizamos cookies y tecnologías similares en nuestro sitio web y procesamos tus datos personales (por ejemplo, la dirección IP), para personalizar el contenido y los anuncios, para integrar los medios de comunicación de terceros proveedores o para analizar el tráfico en nuestro sitio web. El tratamiento de datos también puede producirse como resultado de la instalación de cookies. También podemos compartir estos datos con terceros que nombramos en la configuración de privacidad.

Más información

LEWU Learn and Enjoy With Us

4.5 de 100 reseñas
3 a 16 Años
Idiomas

Nuestro objetivo es la enseñanza de idiomas de forma poco convencional, con divertidas clases lúdicas y totalmente personalizadas, facilitando así el aprendizaje mediante el coaching constante al alumno.

Reseñas

Ольга Р.

hace 8 meses

Agradecemos de todo el corazon a la directora del campamento LEWU y a todos sus profesores. Muchas gracias por una organización buenísima de todo el proceso: empezando por la primera conversación telefónica y matriculación, y por un equipo de profesores brilliante, por el ambiente acogedor y amistoso, que disfrutó nuestra hija. Muchas gracias a vosotros por dar a cada niño y niña la atención y cariño para que todos se sientan bienvenidos. Nos gustaría agradecer aparte a la profesora de inglés Lucia! Sus clases siempre han sido muy interesantes y divertidos. Os deseamos de toda el alma muchos éxitos, prosperidad y desarollo de vuestro proyecto.

Ivana M.

hace 10 meses

Mi hija de 14 años lleva dos acudiendo a Lewu ¡voluntariamente! Siempre lo describe utilizando la palabra familia. Es una niña muy exigente a todos los niveles y siempre vuelve muy satisfecha y lo que es más importante, orgullosa de sí misma y sus capacidades. Sus padres confiamos plenamente en la organización y especialmente en la dirección de esta gran convivencia internacional. Nunca nos han decepcionado!! Gracias por todo Cristina!!

Raquel L.

hace 9 meses

Lo primero de todo: ¡Un aplauso al equipo Lewu por su implicación a la hora de estar con los niños, por estar siempre ahí para cuando los niños les necesitaran, y por muchas cosas más! La comida estaba deliciosa, las clases muy entretenidas, se pasaban volando! El lugar súper bien elegido, con mucho aire libre y un espacio en interior muy bien acondicionado. Todo perfecto, volveremos a confiar en vosotros para el año que viene!!!

Mariam G.

hace 10 meses

LEWU Es un campamento muy completo con gran diversidad de actividades. Una gran oportunidad para disfrutar, hacer amigos y ver otras culturas ya que el ambiente es internacional. Mis hijos han disfrutado muchísimo, y el mejor resumen es que ¡las dos semanas de campamento se les han pasado volando! Muy recomendable.

Wojciech S.

hace 9 meses

Se puede empezar diciendo que todos los cuidadores se desentendían de todo, excepto uno que estaba comprometido. Las reglas eran muy ilógicas y tontas, adaptadas para niños de 6 a 12 años, lo que resultaba en que nos controlaban cada 15 minutos y no podíamos tener tiempo libre debido al control total y constante llamado "actividades de juegos y entretenimiento". Otro gran problema fue la comida, que no solo consistía en porciones muy pequeñas, sino que también era insípida y poco apetitosa. Pedimos ir a una tienda cercana, pero se negaban o inventaban excusas, como que no había suficientes cuidadores, lo cual no era cierto, ya que había suficientes, simplemente no querían llevarnos. Después de esa situación con la tienda, decidimos ordenar una pizza, para lo cual obtuvimos el permiso de la directora LEWU. Sin embargo, el líder del campamento, quien probablemente fuera el subdirector o algo similar, decidió crear reglas a las que no estábamos de acuerdo y lo llamó un "acuerdo". Nos obligó a comer la pizza en la cafetería y cuando quedaba la mitad, intentamos llevarla a nuestra habitación para comerla más tarde, pero un llamado "lagarto" (como lo llamábamos por su apariencia y comportamiento) arruinó nuestros planes. Él era el único "hombre" en el campamento y nos dijo que necesitaba hablar con nosotros. Nos regañó y nos quitó la pizza, alegando que nuestro comportamiento era inaceptable y que no debería haber sucedido en absoluto. Cuando preguntamos si podíamos recuperarla, respondió con un simple "porque sí". Luego, cuando pedimos los 5 euros (el valor de la mitad de la pizza que nos quitó), nos dijo que "la vida no gira en torno al dinero", a pesar de que no habíamos hecho nada malo. Afirmó que debíamos considerarlo una lección por nuestro comportamiento y que si nos devolvía la pizza, no aprenderíamos nada y quedaríamos sin castigo. En cuanto a la higiene, era un desastre. La comida se preparaba sin ninguna medida de higiene, por ejemplo, el cocinero trabajaba sin guantes con las mismas manos que acababa de usar para lavar platos sucios, y después de eso simplemente se secaba las manos con un trapo y volvía a cocinar. En la piscina, el agua estaba extremadamente sucia y no se tomaban medidas de limpieza, prácticamente no se limpiaba durante todo el campamento. Respecto al agua "potable", llenaban botellas de 5 litros una y otra vez, lo cual no se debería hacer, ya que el plástico libera partículas no saludables para las personas después de un segundo llenado. El agua tenía un olor desagradable, literalmente parecía que la hubieran sacado del inodoro.